A. Jarabo, Secretario General de Podemos Illes Balears: “Me asusta convertirme en aquello que desprecio profundamente”

Alberto Jarabo

Alberto Jarabo (Madrid, 1975) es el secretario general de Podemos en Baleares. Es documentalista, aunque ahora se dedica en exclusiva al proyecto político. Tiene dos hijos, lleva quince años viviendo en Mallorca y no ha militado en ningún otro partido. Recibe a este periodista sin cita previa y sin conocer el contenido de la entrevista. Después de cada pregunta, se queda en silencio y responde. No tiene las respuestas aprendidas.

He visto pintadas en vuestra sede: “A sueldo de Venezuela”, “Aquí se viene a robar”, “Más kasta k la kasta”. ¿Han venido ustedes a hacer carrera política?
(Sopla). Somos el partido que más limita los sueldos. Todos firmamos un código ético que nos impide gozar de ningún privilegio como el resto de diputados: no utilizaremos chófer, ni coches oficiales, ni cobraremos dietas. Es complicado que se nos pueda acusar de venir aquí a lo mismo a lo que venían los demás. Creo que somos muy diferentes en esto.

¿Dónde estuvo el 15M?
Estaba de rodajes por varios lugares de España, haciendo un documental. Estuve en el 15M de Madrid, en el 15M de Barcelona y también participé en el 15M de Palma.

¿Su motivación para entrar en política?
Aprovechar esta coyuntura que es el fin del bipartidismo para que podamos repensar en qué sociedad futura queremos vivir y reducir la brecha de desigualdades para que todos tengan más oportunidades.

Aguirre dijo en un acto en Palma que “Podemos es la ideología más corrupta de la Historia”.
Lo he leído. Lo que me sorprende es que las Nuevas Generaciones del PP de Baleares hayan invitado a Esperanza Aguirre como su referente. Y en cuanto a la ideología de Podemos, creo que se debería leer el programa para opinar con conocimiento de causa.

Ada Colau dijo en Barcelona que no tienen todas las competencias para parar todos los desahucios, quiere decir que son conscientes de sus límites. ¿Podemos Illes Balears es consciente de sus límites?
Claro, nos vamos a encontrar muchísimos límites. Si no conseguimos mayoría absoluta, habrá negociaciones sobre posibles pactos con otras fuerzas, donde Podemos no va a lograr imponer su programa, sino que tendrá que ser negociado. Eso ya es un límite. Tampoco sabemos con cuánto dinero nos encontraremos al llegar a las instituciones. No tenemos claro que la deuda que tiene Baleares de 8.500 M€ sea tal cual o pueda ser más. No sabemos lo que nos vamos a encontrar. Al mismo tiempo, Bauzá firmó con Rajoy el otro día un Régimen Especial para Baleares (REB) que es muy perjudicial para nuestros intereses y que supone una pérdida de casi el 75% de la financiación que recibíamos con la Disposición Transitoria anterior que fue la prórroga del REB previo. Si no se consigue mejorar la financiación de Baleares, muchas de nuestras propuestas no se podrían hacer. Por eso reclamaremos ante el Estado ese régimen de financiación autonómica que sería de justicia para esta comunidad.

Si no se puede aplicar el programa de Podemos, ¿dimitirían?
Si ganásemos con mayoría absoluta y no pudiéramos aplicar nuestro programa, sería una opción a plantearse, desde luego.

¿Es Ciudadanos el Podemos del Ibex35, como se ha dicho?
Es el partido del Ibex35. Considero que es una herramienta creada por el capital, por los mercados para poner freno al auge de un discurso como es el de Podemos que estaba convenciendo a muchísimas personas. Espero que la ciudadanía sea exigente a la hora de otorgar su voto y se fije muy en cuál ha sido la trayectoria de los representantes en los que depositará su confianza.

¿Cómo acercará las instituciones de Baleares a los ciudadanos?
Hay varias fórmulas. Con portales de transparencia en los que se puedan ver no solamente las cuentas de los diputados, lo que están haciendo, a qué dedican su tiempo cuando están en el Parlamento. En cuanto a los consellers, por ejemplo, queremos informar de dónde han ido, con quién se han reunido, de qué se ha hablado y cuáles son los objetivos de esa reunión. Y convendría hacer como una especia de histórico del progreso de qué supuso esa reunión de beneficio para la ciudadanía. Hay bastantes ejemplos: también se quiere fomentar las consultas ciudadanas, habrá un amplio desarrollo de presupuestos participativos…

Un dato: el PIB per cápita de Baleares ha disminuido un 15,7% del 2000 al 2014, mientras que la media española ha subido un 6%. En cuanto a financiación autonómica, ¿cuáles son las líneas de Podemos Illes Baleares?
Primero, hay que reclamar la deuda en inversiones que tenemos pendiente. Luego, necesitamos una financiación distinta que mejore la calidad de los servicios públicos que tenemos. A pesar de ser una de las Comunidades que mayor recaudación genera es de las que menos recibe, con lo cual necesitamos una financiación diferente. Somos de las Comunidades que menor inversión dedica a Sanidad y Educación, siendo de las Comunidades, insisto, que más riqueza genera. Queremos paralizar la tramitación del Régimen Especial que se aprobó por el Consejo de Ministros hace diez días y negociar un Régimen Especial que realmente beneficie a los ciudadanos de esta Comunidad.

¿Sobre el modelo turístico?
Defendemos el turismo, es la principal fuente de riqueza de esta Comunidad y hay que cuidarlo, pero consideramos que depender de un único sector nos debilita mucho. Se trata de diversificar los sectores económicos de esta Comunidad, por eso insistimos mucho en la campaña en crear una Conselleria de I+D+i que permita invertir en el sector del conocimiento. No queremos que los trabajadores de esta Comunidad entren en competencia con los trabajadores chinos y para eso es importante elevar a largo plazo, y a corto plazo también, el conocimiento, la preparación, la formación y las posibilidades de trabajo. Eso pasa por inversiones muy importantes en ese sector, que van a depender de la financiación lógicamente, pero que la voluntad política para dedicar recursos a ese sector es clarísima.

El candidato de Ciudadanos dijo que la lengua no es un requisito, es un mérito. ¿Se ha politizado la lengua?
Sí, la lengua se ha politizado en exceso y se ha creado un frentismo muy poco sano. Yo llegué a Mallorca hace 15 años, aprendí catalán y eso me ha permitido relacionarme con absoluta naturalidad con todo el mundo. No me he tenido que forzar a hacerlo. Considero que el catalán es un derecho de los que llegan. No es un derecho exclusivo de los que ya estaban aquí, sino que los que llegan tienen derecho a aprender un nuevo idioma porque es algo que enriquece y que entendido de una manera sana permitiría una convivencia más rica, más plural y con mayor capacidad de poder leer cultura en otros idiomas. A mí que me encanta la poesía y poder leer Bartomeu Rosselló Porcel, Imitació del foc, es gracias a que hablo catalán y a que lo puedo leer. Eso te amplía las posibilidades vitales, culturales, de relación, oportunidades económicas…

¿Cuál sería su política lingüística?
En Educación consideramos que el catalán debe ser la lengua vehicular. Volveremos al decreto de mínimos, que habrá que revisarlo, pero es importante que la educación sea principalmente en catalán. Hay que fomentar espacios donde el uso del catalán esté muy normalizado. Mantendremos que en IB3 se hable en catalán y fomentaremos también que pueda haber mayores publicaciones en catalán. La idea es intentar fomentar al máximo que el catalán esté presente, sin menoscabo del castellano lógicamente, pero el objetivo principal es que el recién llegado no tenga un choque cultural, sino que entienda que hay otro idioma que hay que respetar y que a ser posible debería aprender.

¿Cómo conciliaréis los intereses de los hoteleros con los de los ciudadanos y el medioambiente?
Tuvimos una reunión con los hoteleros hace unas semanas y su voluntad es, y lo pusieron por escrito, no consumir más territorio. Ellos apostaban por el consumo de territorio cero y elevar la calidad de los establecimientos hoteleros que poseen. Ahí vamos a estar de acuerdo. Lo que también es cierto es que hablamos de los derechos laborales de sus trabajadores, donde hay un convenio, que se respeta por parte de algunos hoteles, pero que luego es papel mojado porque de subcontrata a otras empresas. Nos encontramos con una situación de muchísimos empleados de hoteles que padecen condiciones de semiesclavitud en sus trabajos y unos salarios, vamos, no sólo muy bajos sino que además yo considero que impiden el crecimiento económico. Porque al final son esos trabajadores los que cuando consumen revierten el beneficio también para las pequeñas y medianas empresas y comercios. Si el beneficio que genera el turismo se queda únicamente en manos de los propietarios, los grandes hoteleros, ese dinero irá destinado a sicav [Sociedad de Inversión de Capital Variable], a inversiones internacionales, etc. Mientras que si se redistribuye la riqueza, el dinero que va a los de abajo se queda normalmente en su entorno más próximo y se produce esa famosa redistribución en la que nosotros tanto insistimos.

Un comentario: a un conocido le ofrecieron trabajar seis horas al día sin librar ningún día. Lo tendrá que aceptar porque no tiene con qué negociar. ¿Cómo ve el sindicalismo en Baleares?
Tanto los partidos políticos que se decían de izquierdas como los sindicatos que decían representar a los trabajadores han sufrido una degradación democrática muy relevante. Eso permite que casos como el que cuentas no sólo ocurran sino que además no sean una excepción. Eso es lo grave. Y que eso no se denuncie. Ese trabajador no se siente protegido por nadie. El desamparo en el que se encuentran es dramático. A mí por Facebook me han entrado para comentarme algunas de esas situaciones y ver que no tienen a nadie. Y cuando se habla con los sindicatos para que les ayuden todo son objeciones. Y la Administración, que también tendría que protegerles mediante inspección de trabajo, no envía a un inspector de trabajo porque las competencias son estatales, porque no hay suficientes inspectores aquí… El abandono al que se ha sometido a los trabajadores durante los últimos años es de los procesos más dolorosos. Yo lo he vivido, además. Y es una de las motivaciones por las que también entro en política.

La inercia internacional es continuar ahondando en esas desigualdades, en esa pérdida de derechos. Y cuando decimos que el momento es histórico no es porque haya aparecido Podemos y pueda ganar algo, sino porque estamos realmente ante el fin de cualquier posibilidad de pervivencia del Estado del Bienestar o de intentar aproximarnos a él, dado que en España nunca lo tuvimos. El momento es histórico porque es clave en esto. Si un partido como Podemos no consigue la representación suficiente, nos tocarán cincuenta años en unas condiciones no sólo laborales, sino sociales, de competencia entre nosotros, de educación mercantilizada, etc., en la que yo voy a ver crecer a mi hijo en un mundo muy diferente al que podríamos construir. No me gustaría que fueses así. Por eso le estoy dedicando tiempo a esto.

Haga autocrítica: al programa de Podemos le falta…
Ostras, le falta… Seguro que le faltan muchas cosas. Al programa de Podemos le ha faltado algo más de tiempo para ser completado. Hemos tenido que hacerlo quizá con demasiada rapidez y hay medidas que van un poco aisladas de lo que son los marcos generales. Visibilizar de algún modo el mundo que queríamos y buscar las fórmulas para que eso fuese así. A mí me gustaría que hubiese un dibujo de ese futuro al que nos queremos aproximar. Porque existe. Pero es difícil con el programa visibilizarlo. Y el lenguaje. Me hubiera gustado un lenguaje más claro en algunas cuestiones.

¿Qué le dice a los desencantados que creen que “todos son iguales”?
Que miren la trayectoria de cada uno. Tanto de los partidos como de las personas a las que van a votar. Yo creo más en las personas que en las marcas. El problema es cuando todo un partido como el PP se ha financiado ilegalmente y no sólo durante cuatro u ocho años, sino durante décadas. O cuando lo ha hecho CiU. Ahí tenemos claro que no son unos cuantos los que han sido corruptos, sino que había un conocimiento amplísimo de que un partido se ha financiado ilegalmente y que eso suponía deber determinados favores. Y esto lo sabe todo el mundo. Igual que cuando pedían créditos en los bancos y luego les perdonaban parte de esa deuda se debía también a favores de empresas donde estos bancos fuesen grandes accionistas también.

Que se vayan fijando en las diferencias. Nosotros no hemos pedido dinero a los bancos para esta campaña, hemos limitado muchísimo lo que van a ser privilegios y los salarios, hemos aprobado un código ético que nos impedirá usar las puertas giratorias. Las diferencias son tantas que querer igualar es un intento del PP y del PSOE principalmente porque a ellos les beneficiaría que todo fuese igual, pero no es cierto.

¿Qué opinas sobre que los candidatos se presenten tanto al Consell como al Parlament?
Pasa mucho. Me parece muy grave, pero en fin. El tiempo que uno tiene es el que es. Varios parlamentarios son también miembros del Consell. Siempre lo aducen a cuestiones raras. Pero cobran por cada cargo. Nosotros solo podemos cobrar por un cargo, por ejemplo. Ves, otra diferencia.

¿A qué le tiene miedo en política?
A las malas formas y a la maldad. A la maldad. Yo soy fan de las películas de Agustí Villalonga, que además somos colegas, y uno de sus contenidos de fondo en las películas es la transmisión del mal. Cómo se transmite de generación en generación. Mi sensación con la política es que se han transmitido permanentemente unos comportamientos en los políticos, que a veces son sagas. Gente que desde jovencita se incorporó allí y ya tiene unos patrones de comportamientos que para un ciudadano normal no son comprensibles. Me asusta el hecho de poder convertirme en aquello que desprecio profundamente.

¿Cree que se podría corromper?
Lo veo muy complicado. Es un riesgo. Asumamos que en esto va a haber riesgos. Lo veo muy dificíl tanto por el partido al que represento como por los motivos por los que he entrado en política. Y además porque tengo tal cantidad de raíces fuera de la política que me harían perder muchos amigos y mucha confianza. Y eso es lo más importante para mí.

¿Hay mecanismos de control suficientes en Podemos?
Se han aplicado muchísimos, pero entiendo que nunca serán suficientes. Es importante estar muy vigilante para que el silencio no nos convierta en un partido más, sino que la denuncia interna es esencial en cuanto haya la más mínima sospecha de un caso de corrupción.

¿Que va antes: el partido o las ideas?
Las dos cuestiones son imprescindibles y hay que equilibrarlas. Cuando entras tú no puedes defender únicamente tus ideas, tienes que defender las ideas consensuadas del colectivo. Tú no tienes que perder tus raíces porque eso te hace ser auténtico, exigente, noble, leal a ti mismo, pero confrontar esas ideas con los demás hace que se enriquezca el resultado y las posibilidades de llegar a más gente. Puedes tener toda la razón del mundo, pero con eso no consigues la confianza de los demás: “sí, sí, tenéis toda la razón, pero no te votaré nunca”. Hay que abrirse mucho más a las necesidades de la sociedad y a la percepción de la sociedad sobre los temas. Y eso es muy importante. Creo que Podemos puede traer un cambio en esto: la capacidad de escucha de esa ciudadanía. Adaptarse a la realidad de cada momento, pedir el cielo pero con los pies en la tierra, es tan necesario para el partido político como para la sociedad a la que dices representar.

Dígale a los ciudadanos cómo hacer política más allá del voto.
Que se acerquen a un círculo de Podemos (risas). Leer la prensa, criticarla, ser exigente con las declaraciones de los representantes políticos, cuestionar esas declaraciones, formarse puntos de vista desde los que fomentar el pensamiento crítico, participar en asociaciones, en movimientos sociales, llevar a tus hijos a jugar a un equipo de fútbol. Todo eso es participación democrática y es irreversible mientras se siga ejerciendo. La democracia está ahí ahora mismo, mucho más que en los parlamentos. Ejerciendo esos derechos se ejerce también la democracia y se obliga a los representantes a defenderlos.

[Publico la entrevista a Alberto Jarabo en el blog porque los medios locales de Baleares han rechazado la pieza].

Un comentario sobre “A. Jarabo, Secretario General de Podemos Illes Balears: “Me asusta convertirme en aquello que desprecio profundamente””

Deja un comentario