Mi segundo código python

mi segundo código python
mi segundo código python

Hace unos meses me puse a estudiar Python. Python es un lenguaje de programación sencillo, potente y con unos módulos (librerías) con que conseguir ciertas alegrías. Por ejemplo, extraer la información deseada de una web. A eso se le llama parsear.

No soy ningún experto. Mi primer código fue un ejercicio, casi un juego. Mi segundo código Python se conecta con el servidor mediante protocolo HTTP, parsea la web de vidasajenas.es (un proyecto periodístico personal) y extrae todos los enlaces. Sobra la tercera línea, porque no usé (ni habría sabido usar todavía) las expresiones regulares.

¿Y?

Continúa leyendo Mi segundo código python

PdD | Mi primer código

zen-of-python-poster-a3

Kim Amor, periodista y formador, me dijo que un periodista hoy en día debe saber redactar, crear vídeos y conocer el periodismo de datos, además de saber investigar y crear sus fuentes.

(Y tener tiempo para la vida)

Él y Jordi Pérez Colomé me dijeron algo sobre redacción, Pere Rusiñol sobre investigación, los compañeros de vidasajenas.es me enseñan a componer vídeos y Karme Peiró e Isaac Salvatierra me pusieron la miel en los labios con lo que se podría conseguir con el periodismo de datos.

Así que ya me he lanzado a aprender algo de programación en Python. Es este:

Pig Latin  Codecademy - Google Chrome

No entenderéis nada. Los que sí, pensaréis que un código así no merece un post. Me dirijo a los que os parece Matrix.

Este código es un ejercicio de un curso de Python en CodeAcademy. La propuesta es programar un traductor de palabras. El traductor convierte la palabra que inserta el usuario en “Pig Latin”. “Pig Latin” es esto:

  • A las palabras que empiezan por vocal se les añade “ei” al final. Por ejemplo: Antonio > “antonioei”
  • A las que empiezan por consonante: se elimina la primera letra, se coloca al final de la palabra y se le añade “ei”: David > “aviddei”

¿Por qué Python?

Desconozco los detalles técnicos. Python es un lenguaje potente de programación, eso sí lo sé.

Escojo Python porque tres momentos me llevaron a él. El primero, quise volcar los datos de Qué hacen los diputados en Tableau, una herramienta de visualización. Dos, miré en El Confidencial cómo representaron datos de los diputados. En la explicación sobre cómo recopilaron los datos, apareció la palabra mágica: Python. Tres. En las Jornadas de Periodismo de Datos tuve ocasión de asistir, casi por casualidad, al taller de las PyLadies Barcelona. Durante una hora pusieron patas arriba, del derecho y del revés, todos los datos de las “Tarjetas Black”. Con Python, claro.

Si os bajáis el software y copiáis mi primer código en Python, podréis traducir a Pig Latin.

Con el tiempo, espero conseguir descargar información y manejar millones de datos.

Excel, siempre te recordaré.